Rápido

rapido


Interponemos su demanda
en menos de 48 horas.
Cómodo

comodo

Puede enviarnos toda la documentación por correo postal.
Económico

economico

La tramitación de su proceso desde 300 €.
A nivel nacional
nacional
Trabajamos en toda España, sin incrementar nuestros honorarios.

Consultas también por skype

Solicite una cita previa en el teléfono +34 91 561 45 84

Skype-logo

NOVEDAD: Ley 37/2011 sobre agilización procesos desahucios

La novedad sobre los DESAHUCIOS es que se puede desalojar al inquilino sin necesidad de celebrar el  juicio correspondiente, siempre y cuando el inquilino no conteste a la demanda interpuesta ni al requerimiento del Secretario Judicial o rehuse recibirla.

El inquilino dispone de 10 días hábiles desde que recibe la demanda de desahucio junto con el requerimiento del Secretario Judicial para desalojar la vivienda, oponerse al requerimiento, o enervar la acción si procede (es decir pagar lo que se le reclama), de lo contrario, si no hace nada de estas tres acciones, el Secretario Judicial y sin celebrar juicio de desahucio, dictará un resolución dando por terminado el proceso, y continuando con el lanzamiento ya fijado al admitir el juzgado la demanda.



Es decir que en los juicios de desahucio por falta, en el caso de que el arrendatario no desaloje el inmueble, pague o formule oposición tras el requerimiento, se pase directamente al lanzamiento, cuya fecha se le comunica en el mismo requerimiento, única comunicación procesal necesaria para el buen fin del proceso, aun cuando el demandado tratase de dilatar la ejecución, evitándose asimismo la celebración de vistas innecesarias.

 

Ley 37/2011, de 10 de octubre, de medidas de agilización procesal.



Artículo 4. Modificación de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil.

La Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, queda modificada en los siguientes términos:

Uno. El apartado 4 del artículo 22 queda redactado en los siguientes términos:

4. Los procesos de desahucio de finca urbana o rústica por falta de pago de las rentas o cantidades debidas por el arrendatario terminarán mediante decreto dictado al efecto por el Secretario Judicial si, requerido aquél previamente a la celebración de la vista en los términos previstos en el artículo 440.3 de esta Ley, paga al actor o pone a su disposición en el tribunal o notarialmente el importe de las cantidades reclamadas en la demanda, y el de las que adeude en el momento de dicho pago enervador del desahucio. Si el demandante se opusiera a la nervación
por no cumplirse los anteriores requisitos, se citará a las partes a la vista prevenida en el artículo 443 de esta Ley, tras la cual el Juez dictará sentencia por la que declarará enervada la acción o, en otro caso, estimará la demanda habiendo lugar al desahucio.

Lo dispuesto en el párrafo anterior no será de aplicación cuando el arrendatario hubiera enervado el desahucio en una ocasión anterior, excepto que el cobro no hubiera tenido lugar por causas imputables al arrendador ni cuando el arrendador hubiese requerido de pago al arrendatario por cualquier medio fehaciente con, al menos, un mes de antelación a la presentación de la demanda y el pago no se hubiese efectuado al tiempo de dicha presentación.

Se da una nueva redacción al apartado 3 y se añade un nuevo apartado 4 al artículo 440, queda
redactado en los siguientes términos:

3. En los casos de demandas en las que se ejercite la pretensión de desahucio por falta de pago de rentas o cantidades debidas, acumulando o no la pretensión de condena al pago de las mismas, el Secretario judicial, tras la admisión y previamente a la vista que se señale, requerirá al demandado para que, en el plazo de diez días, desaloje el inmueble, pague al actor o, en caso de pretender la enervación, pague la totalidad de lo que deba o ponga a disposición de aquel en el tribunal o notarialmente el importe de las cantidades reclamadas en la demanda y el de las que adeude en el momento de dicho pago enervador del desahucio; o en otro caso comparezca ante éste y alegue sucintamente, formulando oposición, las razones por las que, a su entender, no debe, en todo o en parte, la cantidad reclamada o las circunstancias relativas a la procedencia de la enervación.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y hacer un seguimiento analítico de las visitas. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener mas informacion aqui.

EU Cookie Directive Module Information